La BARRERA INTELIGENTE DE PROTECCIÓN VIAL incorpora una carcasa de caucho que permite reciclar unos 20kg x metro lineal de barrera, eso hace un total de unos 40kg por tramo fabricado.

El caucho puede proceder de cualquier vehículo con neumáticos: motocicletas, coches, camiones, tractores…

Esto supondrá la práctica desaparición de los cementerios de neumáticos, fuente de contaminación ambiental: por incendios, por degradación y filtrado a los acuíferos, cultivo de mosquitos y otros parásitos…

Con el reciclado del caucho de los neumáticos indirectamente obtenemos un efecto beneficioso para la atmosfera: evitamos que se empleen como combustible de alto poder calorífico en cementeras y otras industrias pesadas; lo que evitará la emisión de millones de kg de CO2 a la atmosfera.

El propio diseño de la barrera, con un trazado continuo y que cubre desde los 0cm hasta los 70cm de altura todo el perímetro de la carretera donde se instale, evitará el atropello de pequeños animales. Además, la incorporación de tecnologías de detección de proximidad y ultrasonidos evitará la entrada en la carretera de jabalís, corzos, ciervos… lo que sin duda evita un daño directo al medio ambiente: normalmente el animal atropellado resulta muerto o con lesiones de tal gravedad que acaban con el sacrificio del mismo.

Si se retiraran los animales de medio y gran tamaño de las carreteras nos evitaríamos varios muertos y heridos graves cada año; otra vez los motoristas vuelven a ser los grandes damnificados en este tipo de accidentes… (para más información consultar el apartado TECHNOLOGY).

Contacta con nosotros: